3.600 botellas como una voz de alerta frente al desastre de la contaminación marina

nota plasticos2
17 de agosto de 2018 Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El pasado 7 de agosto se inauguró Ballenas, voces del mar de Chile, exposición multimedial que busca re-significar nuestro mar como patrimonio natural, histórico, cultural y simbólico. Entre los objetivos de esta muestra está el sensibilizar y contribuir a la reflexión sobre las responsabilidades individuales y colectivas en el cuidado de los ecosistemas marinos, ante la amenaza que éstos enfrentan.
Estas ideas se expresan a través de una monumental instalación de plástico, en el centro de la Sala Pacífico, la que adquiere mayor relevancia en el contexto de las leyes de prohibición del plástico, al cual nuestro país adscribe. El montaje fue realizado por el escultor chileno Rodrigo Vargas Romero y se compone de 3.600 botellas pet, suspendidas desde el cielo de la sala, dando cuenta del uso desmedido de este material y las graves consecuencias que provoca en el ecosistema marino. Estas botellas, traídas de la empresa de reciclaje Rembre*, al finalizar la exposición volverán a su planta para producir nuevos envases.
Cada año, cerca de 8 millones de toneladas de plástico llegan al mar, dañando los ecosistemas y causando la muerte de diversas especies. Gran parte de esta basura corresponde a elementos desechables, como platos, bombillas, bolsas y botellas que demoran entre 400 y 600 años en degradarse.
Por otra parte, el plástico en el mar se fragmenta por estar demasiado tiempo expuesto a la luz solar, generando la creación de micro plásticos, partículas que son ingeridas por los peces. Este ritmo de contaminación afectaría gravemente al planeta, ya que para el año 2050, el 95% de las especies marinas habrá ingerido plástico.
La instalación, que es parte de la museografía de la exposición, dialoga con las escenas marinas en el muro de la sala, y nos incita a la reflexión sobre el daño gradual y progresivo que atraviesan nuestros mares. La exposición en su conjunto es gatilladora de nuevos conocimientos, remembranzas y disfrute estético, en un relato que está atravesado por la consciencia y la responsabilidad frente a nuestro patrimonio natural.


*Rembre es una empresa B que trabaja orientada a la descontaminación en distintas regiones de Chile. Implementan sistemas de reciclaje, puntos limpios, manejos de residuos y talleres de sustentabilidad entre otras instancias, buscando enseñar e instar a las organizaciones a aportar de manera efectiva en esta causa medioambiental.