Canta y no llores, corazón (o el precio de una honra)

Fresia es una joven hermosa e inocente que vive junto a su anciano padre y hermano en una rica hacienda del sur de Chile. Se enamora del hijo de un poderoso hacendado, pero para él sólo será otra conquista pasajera.

Película restaurada por la Cineteca Nacional de Chile. Tras décadas desaparecida fue encontrada en 1981, se trataba de una copia que estaba en una antigua sala de un cine de Concepción, lugar donde además fue rodada. En esa oportunidad se hizo un rescate a video U-Matic y, el 2002, se hizo un segundo rescate a video digital, versión que luego se distribuyó en DVD. El 2015 se comenzó en la Cineteca Nacional una restauración digital cuadro a cuadro, siendo la primera restauración completa que se hace en Chile de un filme de ese período (1896-1933). En esta versión, además, se recuperaron los tintes originales de la película y, finalmente, se obtuvo un nuevo negativo en 35mm para conservación y una copia digital para difusión.

Categoria: Ficción
Año: 1925
Duración: 57 min.
País: Chile
Formato original: 35 mm, b/n (con tintes de color en algunas escenas)
Director: Juan Pérez Berrocal
Guión: Juan Pérez Berrocal
Actuación: Juan Pérez Berrocal, Clara del Castillo, Tomás Medina, Anita Giraudo, José Domenech, Pedro Eguiluz, Amparo Alsina, Eduardo Varela, Juan Pérez Castillo, Antonio Pellicer, Alberto Sealls, Emilio Muñoz, Alberto Flores, Carlos Fuica, Paco Díaz
Casa productora: Apolo Film
Producción: Bartolomé Giraudo
Foto: Gustavo Bussenius
Música: Marcela Lillo (musicalización versión 2015)
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail