CONFERENCIAS


Conferencia: El cine mexicano en Chile: bases de su exitosa distribución en la década de los treinta
Expone: Ángel Miquel, doctor en historia del arte, Universidad Nacional Autónoma de México
Lunes 3 de septiembre 2018 | 19:00 horas | Sala de cine, nivel -2

Se abordará la recepción de las películas mexicanas exhibidas en Santiago en la primera década de su desarrollo como industria sonora. La recreación de ese recibimiento, realizada a través de información aparecida en notas de crítica y materiales publicitarios de las revistas Ecran y Boletín Cinematográfico, se hará bajo el supuesto de que fue uno de los fundamentos de la muy exitosa distribución de esa cinematografía en Chile en años posteriores y por eso también del reconocimiento de sus principales intérpretes. Como complemento, se ofrecerá el recuento del total de la exhibición de las cintas mexicanas en ese periodo en la ciudad, así como información contextual que permita hacer comparaciones con la acogida que hicieron los mismos públicos de otras cinematografías en castellano.


Conferencia: Escribir Cine
Expone: Jorge Goldenberg, guionista, realizador y docente argentino
Martes 4 de septiembre 2018 | 12:30 horas | Sala de cine, nivel -2

Se escriben guiones porque no hay más remedio. A diferencia de otras disciplinas estéticas en las que los autores operan  directamente con los materiales que definen sus campos respectivos (la palabra escrita en la literatura, por ejemplo), en el cine tal relación es raramente posible. Dado el carácter industrial o, por decir lo menos, colectivo del modo en que se produce, el cine demanda una primera y necesariamente inestable configuración, una totalidad provisoria que se manifiesta con una materia de  naturaleza distinta de la suya propia: la escritura. Escribir cine, entonces, expresa una paradoja, ya que se trata de aprehender, por medio de la palabra escrita, una intuición que, de concretarse, habrá de manifestarse de modo radicalmente diferente: imágenes visuales en movimiento y sonidos, o sea, tiempo. Como es sabido, el tiempo no se deja escribir.