ESPECIAL: CLÁSICOS IMPERDIBLES INTERNACIONALES

La Cineteca Nacional del 24 al 29 de julio exhibirá diferentes cintas como “Algol”, una película de ciencia ficción de 1920 y la emblemática “El acorazado de Potemkin”.

ESPECIAL: CLÁSICOS IMPERDIBLES
Del 24 al 29 de julio | 18:15 horas
Sala de Cine, Nivel -2
Entrada general $2000, estudiantes, 3 edad y convenios $1000
Entrada 2X1 con tu tarjeta del Centro de Amigos.

La Cineteca Nacional, del Centro Cultural La Moneda, exhibirá parte de su Fondo Internacional para que los espectadores tengan la oportunidad de apreciar películas fundamentales dentro de la historia del cine. Las funciones se llevarán a cabo desde el jueves 24 al martes 29 de julio en el marco de la Muestra del Archivo Internacional de la Cineteca.

El ciclo está compuesto por seis largometrajes capitales dentro de la historia del cine: “Algol”, de Hans Werkmeister; “Dios y el diablo en la tierra del sol”, de Glauber Rocha; “Phantom”, de F.W. Murnau; “El espejo”, de Andrei Tarkovski; “La historia en la mirada”, Filmoteca de la UNAM y “El acorazado de Potemkin”, de Sergei Eisenstein.

De la ciencia ficción a una cinta fundacional

La muestra se exhibirá en la sala de cine a las 18:15 horas y comenzará el jueves 24 con “Algol”, del director Hans Werkmeister. Filmada en el año 1920, es una insólita cinta de ciencia ficción que se adelantó a su época. Aborda el tema del consumo y la monopolización de la energía a través de la historia de un hombre que trabaja en una mina de carbón. Ahí conocerá a un habitante del planeta Algol, quien le dará el prototipo para una máquina que puede proveer una fuente ilimitada de energía. La copia fue encontrada en Chile en Iquique en manos de Guillermo Paykuric, un proyectorista de la época. Fue depositada en la Cineteca Nacional y restaurada en conjunto con el Museo del Cine de München. Es la única versión coloreada que hasta ahora se conoce en el mundo.

El viernes 25 será el turno de “Dios y el diablo en la tierra del sol” (1964), de Glauber Rocha, película emblemática del llamado “Cinema Novo” brasileño que sigue a un vaquero que, tras asesinar a su patrón, recorre las tierras del norte de Brasil. Un filme fundamental y emblemático dentro del desarrollo de la cinematografía del continente, en la época del Nuevo Cine Latinoamericano.

El ciclo continuará el sábado 26 con “Phantom” (1922), obra cumbre del Expresionismo Alemán dirigida por F.W. Murnau (“Nosferatu”). Esta película también apareció en Iquique y fue depositada por el nieto del citado proyectorista. Fue restaurada por la Cineteca Nacional de Chile en conjunto con la Filmoteca Española.

Para el domingo 27 se presentará “El espejo” (1974), una de las grandes obras del cineasta ruso Andrei Tarkovski, quien centra su mirada en una pareja que debe lidiar con su distanciamiento.

El lunes 28, el público podrá apreciar “La historia en la mirada” (2010), elaborada con imágenes rescatadas y restauradas por la Filmoteca de la Universidad Nacional de México, UNAM, sobre el estallido de la Revolución Mexicana en 1910, de gran valor patrimonial.

La muestra terminará el martes 29 con “El acorazado de Potemkin” (1925), obra fundamental de Sergei Eisenstein y una de las películas más importantes de la historia del cine. Se centra en una matanza que ocurrió en el puerto ucraniano de Odesa, luego de un motín protagonizado por marineros a bordo de un barco y lo hace a través de escenas que terminaron siendo grandes aportes a la narración cinematográfica en términos de lenguaje visual. Esta copia restaurada fue donada a la Cineteca Nacional por el Museo del Cine de Berlín.