Especial Revistas Históricas

Especial Revistas Históricas

Títulos que reflejan la circulación de ideas e intercambios de la producción artística nacional e internacional, en las décadas de los 70 y 80.

Revista CAL (1979)

La sigla CAL, Coordinación Artística Latinoamericana, denomina a dos proyectos: una galería de arte que permaneció activa durante los setenta en Santiago y una revista de difusión de ésta surgida en junio de 1979, la cual contó con cuatro números desarrollados únicamente durante ese año. Bajo la dirección de Luz Pereira (dueña de la galería) y en colaboración con connotados críticos y artistas de la época (Nelly Richard, Enrique Lihn, Ronald Kay, Raúl Zurita, Diamela Eltit, Carlos Leppe y Carlos Altamirano, entre otros), CAL desarrollo a través de entrevistas, especiales temáticos e intervenciones visuales los principales intereses de la realidad artística su época, convirtiéndose también en uno de los medios más importantes de diálogo público y difusión de la Escena de Avanzada. Sus artículos, principalmente sobre artes visuales, también contemplaban el estudio del cine, la música y el teatro, además de contar en cada entrega con una sofisticada cartelera cultural.

Revisa la digitalización de sus números en la página web de Memoria Chilena.

Manuscritos (1975)

Manuscritos, publicación llevada a cabo por el Departamento de Estudios Humanísticos de la Universidad de Chile en 1975, además de ser una de las primera publicaciones culturales realizadas tras el golpe de estado en 1973, es la primera propuesta “scripto-visual” llevada a cabo desde la crítica y teoría, así como también un primer intento por documentar la escena cultural emergente. Bajo la dirección de Ronald Kay, filósofo y teórico de las artes, se busca reunir el rescate de obras realizadas durante décadas anteriores (como El Quebrantahuesos realizado en 1952 por Parra, Lihn y Jodorowsky, entre otros), obras de artistas consolidados (el propio Nicanor Parra) y el trabajo de artistas emergentes de la literatura y las artes (en este número, un joven Raúl Zurita). Su circulación, ideada a nivel global, da cuenta de un inédito intento por vincular la escena académica local a un contexto internacional. Su número único, pues fue cancelada tras su primera impresión, es un documento clave a la hora de estudiar la escena artística y cultural de los años 70 y 80 en Chile.

El espíritu de la época (1983-1988)

Impulsada por el Colectivo Caja Negra, fundado como tal en 1983 por jóvenes de Santiago y Valparaíso con distintas áreas de especialización, esta publicación que surge como la síntesis de los intereses comunes entre los integrantes de este grupo interdisciplinar: dar cuenta de una nueva escena de estudiantes universitarios, manifestar un interés generacional por los temas vinculados a lo político en el arte y establecer un proyecto de comunicación cultural independiente, cuyo objetivo sea estar intrínsecamente vinculado a la ciudad como punto de encuentro y diálogo. A lo largo de sus 11 números (10 foliados y un número 0) se presentan diversas columnas críticas que, en un comienzo, se publican casi desde el anonimato; más adelante en el tiempo, aparecen firmas como las de Gonzalo Arqueros, Carlos Ossa y Nicolás Van Der O, así como caricaturas, textos literarios y entrevistas a diversos personajes de interés de la época, como Fernando Castillo Velasco, Raúl Zurita y Francisco Brugnoli, entre otros.

Margen: revista de Filosofía y Letras (1980 – 1985)

Bajo la dirección de Justo Pastor Mellado, revista Margen reúne en sus cuatro números ensayos que desarrollan uno a uno problemas propios de la intelectualidad de las artes visuales, la literatura y la filosofía de comienzos de los ochenta en Chile. Los textos de Pablo Oyarzún, Arturo Duclos, Nestor Olhagaray, Gonzalo Díaz, Francesca Lombardo, Justo Pastor Mellado y Marcelo Mellado –entre otros- operan como apuntes que abordan desde la particularidad los procesos a los cuales está sometida la cultura en esos años. Esto, que se suma a la aparición de algunas caricaturas publicitarias de exposiciones en las últimas páginas del número 4, potencian la referencia a un cuaderno escolar que insinúa el diseño de su portada.