Fundación Música para la Integración se presentó en CCLM: “Creemos que este es un aporte para que los músicos migrantes se consoliden”

CONCIERTO_CCPLM
13 de febrero de 2019

El Ensamble de Cámara Juvenil se presentó este jueves 14 de febrero en el Centro Cultural La Moneda, en el contexto de celebración del día del amor por la integración, en una nueva jornada de nuestros conciertos gratuitos de verano.

Desde los tres años Ana Vanessa Marvez ha vivido en Chile, dos de ellos los ha dedicado a su proyecto Fundación Música para la Integración. La licenciada en música, con mención en educación y Magíster en gestión cultural, llegó al país por la crisis que aqueja a su país, Venezuela. Luego de ver cómo el talento de muchos de sus compatriotas estaba siendo desaprovechado es que decide empezar el proyecto: “Cuando llegué a Chile comencé trabajar en mi área, fui muy afortunada. Pero en las calles reconocí a varios compatriotas que eran músicos profesionales, que no tuvieron la misma suerte, a pesar de sus conocimientos. Este proyecto nace para apoyar a estos chicos”, comenta Marvez, quien el jueves pasado a las 19 horas dirigió a los músicos en una nueva jornada de conciertos en Centro Cultural La Moneda, que se ha consolidado como un espacio de encuentro de diversas miradas y disciplinas.

La propuesta de la Fundación es hacer clases para distintos grupos y ofrecer un espacio en el que puedan profesionalizarse en una orquesta junto a otros músicos. Actualmente, Música para la Integración cuenta con cuatro centros de formación en distintos puntos de la capital, con un total de 120 niños participando activamente y 15 músicos profesionales que imparten clases a estos menores.

Aquí todos aportamos nuestro granito de arena. Nos gusta mucho lo que hacemos”, dice Gabriel Maldonado, de 13 años, violinista del Ensamble de Cámara Juvenil. El conjunto de cinco jóvenes es conformado por Maldonado; su hermana Daniela (19) cellista; Amanda Niño (18) oboísta; Ana María Marvez (16) flautista y el clarinetista Sebastián Sánchez (16).

A los ojos de Marvez y de quienes conforman su proyecto, la Fundación no sólo ha logrado crear redes laborales entre los músicos de su país, sino también generar vínculos de amistad y afectivos entre quienes participan de ella. “Toda esta experiencia ha sido fantástica. Llegué hace 5 meses a Chile y gracias a Dios conocí a gente como Anita. Con el tiempo fui conociendo a personas que hoy son amigos”, dice Sebastián Sánchez.

Música para la Integración ha logrado apoyo de distintas organizaciones interesadas en los talentos que sus músicos tienen. “Queremos integrar, ser útiles y aportar. Queremos abrir las puertas para que otras personas se integren. Es un trabajo que se trata de dar y recibir”, declara Marvez.

Como testimonio de lo que dice Ana, es lindo eso de reencontrarse en otro lugar, otro país. Fue un vacío muy grande llegar aquí, dejando a mis amigos y compañeros de orquesta; no conocía a nadie. Ella me abrió las puertas y he conocido a muchas personas con las que he compartido”, dice Niño.

El Ensamble de Cámara Juvenil, perteneciente a la Fundación Música para la Integración, interpretó éxitos contemporáneos, con temas de Coldplay y Camila Cabello, como también clásicos populares de Carlos Gardel y Édith Piaf para celebrar la fecha.