HOMENAJE A WIM WENDERS: MARZO

PROGRAMACIÓN:


2 DE MARZO
LA LETRA ESCARLATA / DER SCHARLACHROTE BUCHSTABE
Color, subt. esp., 85 min. 1972/73
Nueva Inglaterra en la segunda mitad del siglo XVII: Hester Prynne vuelve a estar en la picota. Debe revelar de una vez el nombre del padre de su hija. Mientras se niegue a ello, debe llevar como una especie de escarnio la letra “A” en el vestido. Cuando aparece el médico Roger Chillingworth, nadie sabe quién es el marido de Hester. El desconocido no tarda en sospechar quién es el padre de la pequeña Pearl. Wenders desarrolla aquí un cariño hacia sus personajes que hasta entonces era poco habitual en su obra. Su historia sigue mucho más el guión de Dorst y Ehler que la novela del romántico americano Hawthorne. Para la película eso implica la emancipación de todas las narraciones y repeticiones novelescas; es decir, justamente del lastre que insufló el aliento de un sólido tedio a muchas adaptaciones literarias del entonces nuevo cine alemán. En este aspecto, el trabajo de Wenders se parece al EFFI BRIEST de Fassbinder: sin negar el trasfondo histórico del proyecto, Wenders se concentra también en el destino de una mujer emancipada más bien por necesidad, a quien restan pocas oportunidades en un mundo dominado por los hombres; le interesa la dimensión actual del tema.

3 DE MARZO
ALICIA EN LAS CIUDADES / ALICE IN DEN STÄDTEN
B/N, subt. esp., 108 min. 1974
El periodista muniqués Philip Winter deberá escribir para una editorial una historia sobre el paisaje norteamericano. Cuando Philip quiere regresar a Alemania conoce a Lisa y a su hija de nueve años de edad en el aeropuerto. Tienen el mismo vuelo hasta Amsterdam. Pernocta luego en la vivienda de la madre, Lisa. Ella tiene que cancelar el vuelo, por lo cual le solicita que lleve consigo a su hija Alicia, pero les seguiría prontamente después. Después de haber esperado en vano en Amsterdam la llegada de Lisa, se desplazan los dos en autobús a Wuppertal, porque Alicia cree que allí viven sus abuelos. Tienen únicamente una antigua foto amarillenta de la casa de los abuelos. Philip y Alicia viajan juntos por la cuenca del Ruhr en busca a esta casa, mientras traban amistad a la fuerza.
“Las películas de Wenders giran siempre en torno a los temas de la carencia de patria, la búsqueda de las señas de identidad, la soledad. Los personajes encuentran su identidad en el movimiento, viajando; únicamente así es como se establecen encuentros y relaciones que rompen su silencio.” (Peter Buchka).

9 DE MARZO
EN EL CURSO DEL TIEMPO / IM LAUF DER ZEIT
B/N, alemán con subt. esp., 176 min. 1976
En esta película Wim Wenders narra con osadía y, aun así, absoluta discreción, la historia de sus dos héroes y al mismo tiempo la historia más reciente de Alemania y del cine. La vida, los recuerdos y las películas se funden en una aventura de tres horas. En este relato no aparecen mujeres, con una breve y esquiva excepción y, sin embargo, se hacen cada vez más presentes: como reminiscencia o esperanza, como promesa y posibilidad de cambiar una vida.
La película presenta las virtudes del mejor cine de Wenders: la idea de movimiento como cambio representado por un viaje que provocará una profunda transformación en la vida de los personajes, como sucedía en ALICIA EN LAS CIUDADES, PARIS TEXAS O FALSO MOVIMIENTO. Del mismo modo la película tiene en la introspección su principal seña de identidad.

10 DE MARZO
DE UNO QUE SE FUE – LOS PRIMEROS AÑOS DE WIM WENDERS / VON EINEM DER AUSZOG – WIM WENDERS´ FRÜHEN JAHRE
Marcel Wehn. Color., b/n, Alm., Subt. Esp., 100 min. 2007
El documental de Marcel Wehn indaga la primera juventud del director de cine alemán probablemente más famoso de posguerra, hasta su emigración a los Estados Unidos, a finales de los años setenta. En el filme participan su esposa y muchos de sus colaboradores y compañeros de estudios, quienes reviven el espíritu en que se desarrolló Wenders en München de fines de los 60 y los 70. Estrenado en la Berlinale 2007.

16 DE MARZO
EL AMIGO AMERICANO / DER AMERIKANISCHE FREUND
Color, subt. esp., 123 min. 1977
Jonathan, antiguo restaurador que en la actualidad se dedica a elaborar marcos para cuadros, vive en Hamburgo. Padece leucemia y sabe que no hay salvación posible. Tom Ripley, un tratante de pintura norteamericano le propone un dudoso negocio: tiene que cometer un asesinato en París. Jonathan acepta. Después de su regreso se hace inevitable un segundo asesinato. Ripley mismo depende de la ayuda de Jonathan.
Como en la mayoría de las películas de Wim Wenders, aquí también sufren los personajes por el hecho de entender apenas cómo formular sus emociones y pensamientos. Antes de ir Jonathan a París, escucha un disco de los Kinks: “There’s too much in my mind and there’s nothing I can say!” Finalmente Wenders muestra también su vista sensible por paisajes urbanos, donde los escenarios en Hamburgo, París y los E.E.U.U. se van igualando cada vez más.

16 DE MARZO
RELÁMPAGO EN EL AGUA / LIGHTNING OVER WATER
Color, inglés, 92 min., 16mm. 1981
Nicholas Ray y Wim Wenders, dos directores, dos generaciones unidas por el mutuo amor al cine, deciden rodar juntos. Ray ve en ello el intento de recuperar, con la muerte en perspectiva, la dignidad y la propia conciencia. Para Wenders es una observación llevada hasta el extremo, en la que le acompaña a su amigo enfermo de muerte, pero lleno de ganas de trabajar, de forma sensible, sincera y despiadada. “Esta obra se convirtió en una película sobre la cinematografía, entre todas las categorías, y dado que las fuerzas de Nick se iban disminuyendo, se convirtió en una película ‘sobre un hombre que se encuentra a sí mismo antes de morir, un recobro de la propia dignidad’, como dice Nick mismo en la película, y, además, una película sobre un hombre -sobre mí-, quien permanentemente se pone más desconcertado y más atemorizado sobre su papel, quien siente que el otro quiere y necesita la película, para ayudarle a morir e, incluso: a matarle” (Wim Wenders).

23 DE MARZO
EL ESTADO DE LAS COSAS / DER STAND DER DINGE
B/N, alemán con subt.esp., 120 min. 1982
El punto de partida es una situación hermética: Friedrich, director de origen alemán, rueda con dinero americano una película en Portugal, un remake de “The most dangerous man alive” (El hombre más peligroso vivo) de Allan Dwan. El lugar del rodaje es un hotel en la costa, abandonado y medio en ruinas por la tormenta. No parece haber ya personal, y los habitantes de las localidades cercanas apenas prestan atención al rodaje. Allí Joe Corby, el cámara, comunica al director que ya no les queda negativo y que no puede seguir rodando, ya que el productor del proyecto se ha ido a Los Ángeles unos días antes.
Quizás Wenders no haya realizado ninguna otra de sus películas con una perfección comparable a esta; pero es justamente el control de los recursos lo que da lugar a la espontaneidad ante la cámara. Wenders también aprendió de su gran modelo Yasujiro Ozu la humildad de renunciar a los efectos por el bien de una observación despierta de todo cuanto le suceda.

24 DE MARZO
HABITACIÓN 666 / CHAMBRE 666
Color, subt.esp., 44 min. 1982
Festival de cine de Cannes, 1982: Wim Wenders instala una cámara en su habitación de hotel y pide a sus colegas que hablen, sin ser molestados por la presencia de un equipo, sobre el futuro del cine. Para ello, les entrega por escrito las preguntas de antemano. Un cedro de unos 150 años de antigüedad, al borde de la autopista que conduce al aeropuerto parisino, constituye el punto de partida visual. Wenders lee en él un mensaje: “Estoy aquí desde los orígenes de la fotografía, he sido testigo de toda la historia del cine, y lo sobreviviré”. Wenders viajó a Cannes con esta preocupación sobre el futuro del cine frente al creciente avance de la televisión, y esperaba que sus colegas dieran alguna respuesta a esta cuestión sin verse implicados en una situación convencional de entrevista. Godard, que cita una y otra vez el texto de Wenders, deja entrever cuán amplio es el espectro de preguntas. Fassbinder subraya la diferencia entre el cine espectacular y sensacionalista, y el cine individual y nacional de algunos realizadores. Fassbinder murió sólo algunas semanas después del rodaje de Chambre 666, posiblemente incluso antes de que la película fuera montada. Chambre 666 es hoy un documento extraordinario: muchos de los cineastas que participan en la película ya no viven, como Fassbinder, Antonioni, Bagdadi y Yilmaz Güney. En Internet circulan créditos que registran que Wenders habría entrevistado a otra serie de cineastas, como Chantal Akerman, Paulo Rocha, Werner Schroeter y otros. En aquel entonces se dijo que Wenders quería utilizar secuencias de sus diarios fílmicos para realizar un montaje de 90 minutos que llevaría el título contraplano.

30 DE MARZO
PARÍS, TEXAS / PARIS, TEXAS
Color, inglés, subt. alemán, español, 147 min. 1984
Travis estuvo desaparecido durante cuatro años. Ahora atraviesa solo y a pie el desierto y la frontera mexicana y regresa a los EEUU, enmudecido y reservado. Su hermano se lo lleva a Los Ángeles; Travis se encuentra con su hijito, se gana su confianza poco a poco y se marcha con él a buscar a Jane, la mujer perdida de Travis y la madre perdida de Hunter. “La historia trata de un hombre que aparece de la nada en algún lugar del desierto y vuelve a la civilización” (Wenders). Como la mayoría de los héroes de Wenders, emprende una búsqueda, pero es el primero que parece saber lo que quiere encontrar. Con “París, Texas” Wenders consiguió fusionar las virtudes del cine europeo y del americano, el intelecto con la sensualidad. La cuestión de qué hacen los adultos a sus hijos ya le había preocupado en “Alicia en las ciudades”. Ahora surgen intensas relaciones entre el paisaje (sobre todo de westerns) y las emociones de los personajes. Al mismo tiempo se abre estéticamente más que antes a las influencias americanas: abarca desde los cuadros del pintor Edward Hopper o la obra del fotógrafo Walker Evans hasta la maravillosa música de guitarra de Ry Cooder, compuesta para esta película, que aquí se convierte en una especie de voz y acompaña a los personajes en su odisea. “París, Texas” recibió la Palma de Oro en Cannes en 1984. Wenders dedicó la película a Lotte Eisner, historiadora del cine emigrada de Alemania.

31 DE MARZO
CIELO SOBRE BERLIN/ DER HIMMEL ÜBER BERLIN
B/N y color, alem., subt. esp., 125 min. 1987
Damiel y Cassiel son dos de los ángeles que en Berlín, por lo general desde las alturas, velan por el destino de los humanos. Damiel se enamora de Marion y anhela cada vez más estar a su lado. No obstante, para que su amor se materialice tiene que convertirse en humano.
Pese a toda la poesía, CIELO SOBRE BERLÍN lanza también una mirada realista a la ciudad, en ese momento todavía dividida. A Wenders le habría gustado superar fílmicamente el Muro y rodar también en la parte de la RDA, pero se le denegó toda licencia de rodaje; por ello, del Este sólo aparecen unas pocas imágenes rodadas de forma ilegal y llevadas de contrabando al Oeste. Para algunas secuencias, Wenders incluso encargó construir una réplica del muro de Berlín de unos 200 metros. Si la comparamos con el film sobre Berlín de Wenders ¡TAN LEJOS, TAN CERCA!, se hace patente la rapidez con la que ha cambiado la ciudad en tan sólo seis años. Vemos, por ejemplo, la rapidez con la que se ha llenado la tierra baldía de Potsdamer Platz, uno de los escenarios principales de CIELO SOBRE BERLÍN. Esta película obtuvo el premio a la mejor dirección en el Festival de Cannes de 1987.

PROGRAMACIÓN:


2 DE MARZO
LA LETRA ESCARLATA / DER SCHARLACHROTE BUCHSTABE
Color, subt. esp., 85 min. 1972/73
Nueva Inglaterra en la segunda mitad del siglo XVII: Hester Prynne vuelve a estar en la picota. Debe revelar de una vez el nombre del padre de su hija. Mientras se niegue a ello, debe llevar como una especie de escarnio la letra “A” en el vestido. Cuando aparece el médico Roger Chillingworth, nadie sabe quién es el marido de Hester. El desconocido no tarda en sospechar quién es el padre de la pequeña Pearl. Wenders desarrolla aquí un cariño hacia sus personajes que hasta entonces era poco habitual en su obra. Su historia sigue mucho más el guión de Dorst y Ehler que la novela del romántico americano Hawthorne. Para la película eso implica la emancipación de todas las narraciones y repeticiones novelescas; es decir, justamente del lastre que insufló el aliento de un sólido tedio a muchas adaptaciones literarias del entonces nuevo cine alemán. En este aspecto, el trabajo de Wenders se parece al EFFI BRIEST de Fassbinder: sin negar el trasfondo histórico del proyecto, Wenders se concentra también en el destino de una mujer emancipada más bien por necesidad, a quien restan pocas oportunidades en un mundo dominado por los hombres; le interesa la dimensión actual del tema.

3 DE MARZO
ALICIA EN LAS CIUDADES / ALICE IN DEN STÄDTEN
B/N, subt. esp., 108 min. 1974
El periodista muniqués Philip Winter deberá escribir para una editorial una historia sobre el paisaje norteamericano. Cuando Philip quiere regresar a Alemania conoce a Lisa y a su hija de nueve años de edad en el aeropuerto. Tienen el mismo vuelo hasta Amsterdam. Pernocta luego en la vivienda de la madre, Lisa. Ella tiene que cancelar el vuelo, por lo cual le solicita que lleve consigo a su hija Alicia, pero les seguiría prontamente después. Después de haber esperado en vano en Amsterdam la llegada de Lisa, se desplazan los dos en autobús a Wuppertal, porque Alicia cree que allí viven sus abuelos. Tienen únicamente una antigua foto amarillenta de la casa de los abuelos. Philip y Alicia viajan juntos por la cuenca del Ruhr en busca a esta casa, mientras traban amistad a la fuerza.
“Las películas de Wenders giran siempre en torno a los temas de la carencia de patria, la búsqueda de las señas de identidad, la soledad. Los personajes encuentran su identidad en el movimiento, viajando; únicamente así es como se establecen encuentros y relaciones que rompen su silencio.” (Peter Buchka).

9 DE MARZO
EN EL CURSO DEL TIEMPO / IM LAUF DER ZEIT
B/N, alemán con subt. esp., 176 min. 1976
En esta película Wim Wenders narra con osadía y, aun así, absoluta discreción, la historia de sus dos héroes y al mismo tiempo la historia más reciente de Alemania y del cine. La vida, los recuerdos y las películas se funden en una aventura de tres horas. En este relato no aparecen mujeres, con una breve y esquiva excepción y, sin embargo, se hacen cada vez más presentes: como reminiscencia o esperanza, como promesa y posibilidad de cambiar una vida.
La película presenta las virtudes del mejor cine de Wenders: la idea de movimiento como cambio representado por un viaje que provocará una profunda transformación en la vida de los personajes, como sucedía en ALICIA EN LAS CIUDADES, PARIS TEXAS O FALSO MOVIMIENTO. Del mismo modo la película tiene en la introspección su principal seña de identidad.

10 DE MARZO
DE UNO QUE SE FUE – LOS PRIMEROS AÑOS DE WIM WENDERS / VON EINEM DER AUSZOG – WIM WENDERS´ FRÜHEN JAHRE
Marcel Wehn. Color., b/n, Alm., Subt. Esp., 100 min. 2007
El documental de Marcel Wehn indaga la primera juventud del director de cine alemán probablemente más famoso de posguerra, hasta su emigración a los Estados Unidos, a finales de los años setenta. En el filme participan su esposa y muchos de sus colaboradores y compañeros de estudios, quienes reviven el espíritu en que se desarrolló Wenders en München de fines de los 60 y los 70. Estrenado en la Berlinale 2007.

16 DE MARZO
EL AMIGO AMERICANO / DER AMERIKANISCHE FREUND
Color, subt. esp., 123 min. 1977
Jonathan, antiguo restaurador que en la actualidad se dedica a elaborar marcos para cuadros, vive en Hamburgo. Padece leucemia y sabe que no hay salvación posible. Tom Ripley, un tratante de pintura norteamericano le propone un dudoso negocio: tiene que cometer un asesinato en París. Jonathan acepta. Después de su regreso se hace inevitable un segundo asesinato. Ripley mismo depende de la ayuda de Jonathan.
Como en la mayoría de las películas de Wim Wenders, aquí también sufren los personajes por el hecho de entender apenas cómo formular sus emociones y pensamientos. Antes de ir Jonathan a París, escucha un disco de los Kinks: “There’s too much in my mind and there’s nothing I can say!” Finalmente Wenders muestra también su vista sensible por paisajes urbanos, donde los escenarios en Hamburgo, París y los E.E.U.U. se van igualando cada vez más.

16 DE MARZO
RELÁMPAGO EN EL AGUA / LIGHTNING OVER WATER
Color, inglés, 92 min., 16mm. 1981
Nicholas Ray y Wim Wenders, dos directores, dos generaciones unidas por el mutuo amor al cine, deciden rodar juntos. Ray ve en ello el intento de recuperar, con la muerte en perspectiva, la dignidad y la propia conciencia. Para Wenders es una observación llevada hasta el extremo, en la que le acompaña a su amigo enfermo de muerte, pero lleno de ganas de trabajar, de forma sensible, sincera y despiadada. “Esta obra se convirtió en una película sobre la cinematografía, entre todas las categorías, y dado que las fuerzas de Nick se iban disminuyendo, se convirtió en una película ‘sobre un hombre que se encuentra a sí mismo antes de morir, un recobro de la propia dignidad’, como dice Nick mismo en la película, y, además, una película sobre un hombre -sobre mí-, quien permanentemente se pone más desconcertado y más atemorizado sobre su papel, quien siente que el otro quiere y necesita la película, para ayudarle a morir e, incluso: a matarle” (Wim Wenders).

23 DE MARZO
EL ESTADO DE LAS COSAS / DER STAND DER DINGE
B/N, alemán con subt.esp., 120 min. 1982
El punto de partida es una situación hermética: Friedrich, director de origen alemán, rueda con dinero americano una película en Portugal, un remake de “The most dangerous man alive” (El hombre más peligroso vivo) de Allan Dwan. El lugar del rodaje es un hotel en la costa, abandonado y medio en ruinas por la tormenta. No parece haber ya personal, y los habitantes de las localidades cercanas apenas prestan atención al rodaje. Allí Joe Corby, el cámara, comunica al director que ya no les queda negativo y que no puede seguir rodando, ya que el productor del proyecto se ha ido a Los Ángeles unos días antes.
Quizás Wenders no haya realizado ninguna otra de sus películas con una perfección comparable a esta; pero es justamente el control de los recursos lo que da lugar a la espontaneidad ante la cámara. Wenders también aprendió de su gran modelo Yasujiro Ozu la humildad de renunciar a los efectos por el bien de una observación despierta de todo cuanto le suceda.

24 DE MARZO
HABITACIÓN 666 / CHAMBRE 666
Color, subt.esp., 44 min. 1982
Festival de cine de Cannes, 1982: Wim Wenders instala una cámara en su habitación de hotel y pide a sus colegas que hablen, sin ser molestados por la presencia de un equipo, sobre el futuro del cine. Para ello, les entrega por escrito las preguntas de antemano. Un cedro de unos 150 años de antigüedad, al borde de la autopista que conduce al aeropuerto parisino, constituye el punto de partida visual. Wenders lee en él un mensaje: “Estoy aquí desde los orígenes de la fotografía, he sido testigo de toda la historia del cine, y lo sobreviviré”. Wenders viajó a Cannes con esta preocupación sobre el futuro del cine frente al creciente avance de la televisión, y esperaba que sus colegas dieran alguna respuesta a esta cuestión sin verse implicados en una situación convencional de entrevista. Godard, que cita una y otra vez el texto de Wenders, deja entrever cuán amplio es el espectro de preguntas. Fassbinder subraya la diferencia entre el cine espectacular y sensacionalista, y el cine individual y nacional de algunos realizadores. Fassbinder murió sólo algunas semanas después del rodaje de Chambre 666, posiblemente incluso antes de que la película fuera montada. Chambre 666 es hoy un documento extraordinario: muchos de los cineastas que participan en la película ya no viven, como Fassbinder, Antonioni, Bagdadi y Yilmaz Güney. En Internet circulan créditos que registran que Wenders habría entrevistado a otra serie de cineastas, como Chantal Akerman, Paulo Rocha, Werner Schroeter y otros. En aquel entonces se dijo que Wenders quería utilizar secuencias de sus diarios fílmicos para realizar un montaje de 90 minutos que llevaría el título contraplano.

30 DE MARZO
PARÍS, TEXAS / PARIS, TEXAS
Color, inglés, subt. alemán, español, 147 min. 1984
Travis estuvo desaparecido durante cuatro años. Ahora atraviesa solo y a pie el desierto y la frontera mexicana y regresa a los EEUU, enmudecido y reservado. Su hermano se lo lleva a Los Ángeles; Travis se encuentra con su hijito, se gana su confianza poco a poco y se marcha con él a buscar a Jane, la mujer perdida de Travis y la madre perdida de Hunter. “La historia trata de un hombre que aparece de la nada en algún lugar del desierto y vuelve a la civilización” (Wenders). Como la mayoría de los héroes de Wenders, emprende una búsqueda, pero es el primero que parece saber lo que quiere encontrar. Con “París, Texas” Wenders consiguió fusionar las virtudes del cine europeo y del americano, el intelecto con la sensualidad. La cuestión de qué hacen los adultos a sus hijos ya le había preocupado en “Alicia en las ciudades”. Ahora surgen intensas relaciones entre el paisaje (sobre todo de westerns) y las emociones de los personajes. Al mismo tiempo se abre estéticamente más que antes a las influencias americanas: abarca desde los cuadros del pintor Edward Hopper o la obra del fotógrafo Walker Evans hasta la maravillosa música de guitarra de Ry Cooder, compuesta para esta película, que aquí se convierte en una especie de voz y acompaña a los personajes en su odisea. “París, Texas” recibió la Palma de Oro en Cannes en 1984. Wenders dedicó la película a Lotte Eisner, historiadora del cine emigrada de Alemania.

31 DE MARZO
CIELO SOBRE BERLIN/ DER HIMMEL ÜBER BERLIN
B/N y color, alem., subt. esp., 125 min. 1987
Damiel y Cassiel son dos de los ángeles que en Berlín, por lo general desde las alturas, velan por el destino de los humanos. Damiel se enamora de Marion y anhela cada vez más estar a su lado. No obstante, para que su amor se materialice tiene que convertirse en humano.
Pese a toda la poesía, CIELO SOBRE BERLÍN lanza también una mirada realista a la ciudad, en ese momento todavía dividida. A Wenders le habría gustado superar fílmicamente el Muro y rodar también en la parte de la RDA, pero se le denegó toda licencia de rodaje; por ello, del Este sólo aparecen unas pocas imágenes rodadas de forma ilegal y llevadas de contrabando al Oeste. Para algunas secuencias, Wenders incluso encargó construir una réplica del muro de Berlín de unos 200 metros. Si la comparamos con el film sobre Berlín de Wenders ¡TAN LEJOS, TAN CERCA!, se hace patente la rapidez con la que ha cambiado la ciudad en tan sólo seis años. Vemos, por ejemplo, la rapidez con la que se ha llenado la tierra baldía de Potsdamer Platz, uno de los escenarios principales de CIELO SOBRE BERLÍN. Esta película obtuvo el premio a la mejor dirección en el Festival de Cannes de 1987.