Imágenes del Centenario 1903-1933

Recién cumplidos sus 5 años de labores en el rescate de la filmografía nacional, la Cineteca Nacional del Centro Cultural La Moneda presentó una recopilación de los primeros registros cinematográficos realizados en el Chile del centenario. Se trata del DVD “Imágenes del Centenario 1903-1933” que en una edición de lujo reúne 17 fragmentos de las incipientes imágenes en movimiento que inauguraron el cine en Chile. Aquí presentamos su contenido de forma online.

Las conmemoraciones del Centenario de la Independencia quedaron plasmadas en las filmaciones que hicieron los pioneros del cine en Chile. Entusiastas profesionales que buscaron inmortalizar fiestas, visitas ilustres, ceremonias oficiales y, al mismo tiempo, se introdujeron en la cotidianeidad de la emergente ciudad de Santiago o en históricos momentos como el Funeral del Presidente Montt.

Estas imágenes son parte importante del conjunto que reunimos en esta síntesis en la que presentamos un abanico de documentos fílmicos del periodo silente conservados en la Cineteca Nacional de Chile. Son filmes de corta duración que se realizaron entre 1903 y 1933, que hemos vinculado al momento del Centenario de la República, pensando que era necesario configurar un panorama de una época de la cual hay registros literarios y periodísticos, pero de la cual no existía una memoria visual al alcance de todos. Imágenes del Centenario (1903-1933) responde al anhelo de compartir nuestros hallazgos con la comunidad.

No se sabe cuántos materiales documentales se realizaron en Chile desde los orígenes de la producción. Entre 1910 y 1933 fueron producidos 82 largometrajes de ficción, de los cuales sólo se conservan tres: El Húsar de la muerte (1925), de Pedro SiennaCanta y no llores, corazón o El Precio de una honra (1925), de Juan Pérez Berrocal y El Leopardo (1926), de Alfredo Llorente.

Múltiples han sido las dificultades para enfrentar la salvaguarda y el estudio del cine silente en el mudo y, en particular, en Chile, pudiendo distinguirse aspectos comunes y particularidades. Hoy trabajamos pensando en la preservación, sintonizando con una tarea enorme de hacernos cargo de nuestro patrimonio audiovisual contemplando tanto la conservación y dentro de ésta la investigación, y la difusión de los materiales que logramos reunir.

La Cineteca Nacional de Chile apenas fue fundada en el 2006 y desde esa fecha es miembro de la FIAF. Pero la ausencia de una entidad que se preocupara por preservar la memoria audiovisual ha sido una enorme dificultad en Chile, país que llegó tarde a la tarea de preservación del patrimonio audiovisual en relación a otros países del continente. La fragilidad de los materiales de la época silente, en su mayoría nitrato de celulosa altamente inflamable, dificultó aún más la conservación. La mayoría de las películas filmadas acabaron siendo convertidas en peinetas o en “petardos”. Luis Bussenius, el hijo del camarógrafo Gustavo Bussenius, quien estuvo detrás de muchas filmaciones del período mudo, narraba cómo siendo niño jugaba con otros menores a hacer petardos con los rollos de película filmados por su padre fallecido trágicamente en un accidente en 1931 mientras rodaba un film.

Otro factor determinante es la poca importancia que históricamente han dado los propios realizadores a la conservación de negativos que permitiesen la conservación, en etapas posteriores. La precariedad de condiciones de almacenamiento en laboratorios pequeños (los pocos que existían en Chile) impedían que se pensara en el resguardo de los materiales.

Impulsamos el año 2006 una campaña de rescate audiovisual que ha contado con una activa participación del sector audiovisual, de la comunidad nacional y de los archivos internacionales que han colaborado en la búsqueda, identificación y repatriación de nuestras películas. Aquí presentamos parte de nuestro acervo.

Como resultado se editó el DVD “Imágenes del Centenario 1903-1933” que en una edición de lujo reúne 17 fragmentos de las incipientes imágenes en movimiento que inauguraron el cine en Chile. Los 17 fragmentos del centenario fueron musicalizados por Juan Pablo González y Miguel Lara. Además, está acompañado por un texto con descripciones y presentaciones de los cortos recopilados por la Cineteca Nacional. El texto de más de 40 páginas fue realizado por las investigadoras de la Cineteca Nacional, Mónica Villarroel y Eliana Jara, quienes se encargan de contextualizar los procesos históricos en los cuales se enmarcan estas primeras experiencias cinematográficas en Chile. Así el Centenario de la patria y las primeras empresas cinematográficas locales son parte de este texto inédito en torno a la investigación de cine mudo.

Ignacio Aliaga, 2011
1