botticelli

SANDRO BOTTICELLI EN CHILE

Queremos festejar nuestros 10 años de vida con este especial regalo que nos identifica en calidad y que representa nuestro deseo y compromiso por contribuir desde la cultura a una vida mejor para todos. Es por esto que buscamos una creación cargada de contenido y simbolismos, una pieza reconocida del arte universal, que desde el 14 de enero todos podrán disfrutar.

OBRA: VIRGEN CON EL NIÑO Y SEIS ÁNGELES 
Exhibición obra de Sandro Botticelli, Colección Palacio Corsini
Desde el 14 de enero al 13 de marzo | 2016
9:00 a 19:00 horas | Nivel -1
ENTRADA LIBERADA

CHARLA INAUGURAL
Miércoles 13 de enero | 2016
19:00 horas
Cineteca Nacional | Nivel -2
ENTRADA LIBERADA / CUPOS LIMITADOS
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

LA OBRA

Los artistas del Renacimiento, época a la cual pertenece esta obra, demostraron gran conocimiento en las letras, la ciencia y la técnica.Más que creadores de imágenes, estos artistas fueron verdaderos narradores de historias, de historias de sus ciudades, del pasado, de la mitología y de la biblia. Esta pintura no es una excepción, y cada uno de los elementos que aparecen en ella contienen un simbolismo particulardando de la historia que su autor nos quiere contar. Si observamos bien y conocemos estos símbolos podremos comprender mejor la obra. Fue este ejercicio de “lectura” el que marcó los inicios de la historia del arte durante el Renacimiento.

En esta obra un grupo de seis ángeles rodean a la Virgen al tiempo que la protegen con un lienzo y la coronan. La Virgen sostiene al niño sobre sus piernas y sus rostros se juntan en un gesto cargado de ternura.La madre con el Niño entre sus brazos, cierra los ojos y reflexiona sobre el devenir de su hijo. Son ellos el centro de la composición, y los protagonistas de la historia que nos relata. Cada uno de los ángelesa su alrededor sostiene en sus manoselementos cargados de simbolismo que nos hablan de los sufrimientos de Cristo en la cruz, anunciando los hechos que están por venir.Tal es el caso de la vara conla esponja y de la lanza del soldado que hirió a Jesucristo. Otros ángeles miran lánguidos y pensativos la corona de espinas y los tres clavos que fueron utilizados en la crucifixión y que llevan ahora en sus manos. Los ángeles que sostienen parte del telón que envuelve toda la escena,coronan a la Virgen, Reina de los cielos. Dentro de la corona, las ramas de olivo y de lirios blancos aparecen como símbolos de la eterna pureza de María. El afecto y devoción entre El Niño y María, contrastan con la expresión particular y única en los rostros de los ángeles. Sólo uno de ellos nos mira a los ojos y nos invita a seguir descubriendo la historia de esta maravillosa pintura.